Por eso la ministración esta floja

Por eso la ministración esta floja

Evaluación y reconocimiento
Realidades de un ministro
By: Keren Jerez

¿Cómo te va con la inseguridad personal?

¿Está afectando tu ministración? Porque esa es la razón por la que sientes que Dios no te usa o se manifiesta a través de ti, porque no estás segura de lo que portas, aunque sabes lo que Dios ya te ha dado.

Esto parece un trabalenguas pero te aseguro que más que eso es un estilo de vida que llevamos cuando no sanamos, cuando nuestras emociones han sido lastimadas y no hemos dado un paso intencional y específico respecto a la sanidad que todos necesitamos.

No solo se busca la sanidad del cuerpo y del espíritu, también la sanidad del alma es importante para todos, sobretodo cuando se ministra en el altar.

El tema con las emociones, es que las artes son emocionales, tienen una relación muy estrecha y genuina, por eso es peligroso, porque cualquier cosa que te pase de plano emocional, te afecta por mucho en tus ministraciones.

Regularmente las emociones te juegan feo respecto a la confianza en ti misma y es peligroso porque Dios te ha dotado de mucho, pero es mayor el sentimiento, pensamiento y experiencias, que limitan por mucho lo que Dios dice de ti.

NO SOLO TE ENFOQUES EN EL ESPÍRITU, DALE IMPORTANCIA A LAS EMOCIONES

Imagina que el domingo antes de ministrar en el servicio tienes una discusión con tu pareja, padres o compañera del ministerio, no se concluyó el tema, no quedaron en acuerdos ni se pidieron disculpas, al momento en que el derramamiento de la gloria de Dios se manifiesta, ¿Te sientes digna de ser usada por Dios? En ocasiones ni quieres ministrar, porque no te sientes lista, digna, equipada para hacerlo, por eso sanar es tan importante.

Imagina ahora que la inseguridad sea tu situación, que lo tengas porque terminaste una relación que te lastimó, porque hayas recibido rechazo, por la falta de atención de tus padres, por errores o fracasos experimentados, hay un sin fin de razones que te pueden alimentar la inseguridad, por más que Dios haya puesto en tus manos, por más que te de una palabra para darla a alguien de la congregación, por más que use tu lengua para hablar el lenguaje del cielo, ¡No lo harás! y si lo haces será después de mucho pelear con Dios en nuestro famoso «Señor manda a otro porque no estoy lista» o simplemente la duda que alimentamos con «¿Esto será de Dios o me lo estoy inventando?» Si danzora, eso no debería pasar.

Nada bueno sale de nosotras, todo lo que podemos vivir y como Dios nos usa es por su misericordia, su gracia y favor, entonces, si algo de bondad se manifiesta a través de nosotras no es por quienes somos, sino por quien nos usa, pero si no tenemos seguridad sobre nosotras mismas, no podremos identificar ni crees cuando sea Dios que nos esté usando.

Pero, ¿Qué es la inseguridad? La persona con inseguridad no tiene confianza en su propia valía y habilidades. No cree en él / ella mismo/a. Normalmente, un individuo con inseguridad suele tener baja autoestima, aunque, ser inseguro no significa no sentirse estable o cómodo en ninguna situación.

En ocasiones maquillamos una situación solo por no reconocer como estamos y eso aumenta la flojera de nuestra ministración, porque vivimos bajo un autoengaño de que todo está bien, solo porque no queremos pedir ayuda, no tenemos la libertad de reconocer que lo necesitamos, porque somos cristianas no deberíamos necesitarlo.

¡SI! y ya es tiempo de que mejoremos ese tabú, tienes una alma que necesita tratamiento y atención.

Si es tu caso queremos dejarte este libro digital que lo descargas gratis para que comiences a conocerte un poco más, una adoración a Dios necesita que seamos conscientes de quienes somos, que portamos, que nos falta y como mejorarlo.

Tu ministración siempre es potente porque Dios te acompaña y su Espíritu Santo te usa con poder, si tu inseguridad se lo impide, entonces trabajemos juntas esto para que el dueño de tu vida no tenga restricciones de visitarte.

Como siempre, estamos en los comentarios para apoyarte y en esta ocasión te invitamos que lo compartas con tu equipo un equipo saludable es la base de un equipo genuino.

¡Dios te continúe bendiciendo!

Este es un libro digital donde identificaras que cosas te están guiando a vivir en inseguridad, un apoyo para valorarte más y sobre todo lo que Dios ha depositado en tu vida.

Tienes dentro algunas actividades que te permitirán reconocer lo que te limita avanzar y vivir con confianza y seguridad.

Espero lo disfrutes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar Sesión