Los sacrificios del ministro

LOS SACRIFICIOS DEL MINISTRO

La realidad del ministerio
Errores en pensamiento
By Cinthia Nuñez

¡Danzora Querida!

La palabra sacrificio se define como acción de trabajo o esfuerzo que una persona se impone así mismo para conseguir o merecer algo o para beneficiar a alguien. Leyendo una y otra vez esta definición nos preguntamos,
¿es la vida del ministro un sacrificio?
Como ministros, ¿Cumplimos algún tipo de sacrificio? o simplemente ¿El hecho de ser ministros nos lleve a ser un sacrificio andante?

Ser ministros no es fácil, muchas veces pensamos que este título nos lleva a ser la super persona increíble y admirada por todos.

El trabajo en la obra del Señor trae bendición, pero también trae disciplina y mucha, pero mucha responsabilidad.

¿Sabias que el termino “ministro” viene del verbo en hebreo shârath que quiere decir “servir”?

Cuando hablamos de servir podemos irnos a diferentes puntos en la palabra de Dios y a la vez a lo que terrenalmente hoy vemos dígase en nuestras congregaciones. En la Biblia tenemos diferentes formas de servir o de ser ministro como, por ejemplo:

  • Timoteo en 1de Tesalonicenses 3:2

  • Josué como ministro al lado de Moisés mencionado en Éxodo 24:13

  • Los 12 discípulos fueron ministros

No solamente los ahí mencionados sino muchísimos otros más. Si analizamos cada uno tenía su punto de sacrificio dentro de su camino en el servicio, un sacrificio que amaban pues estaban caminando de acuerdo al plan del Señor en sus vidas y habían tomado la decisión de hacerlo. Los sacrificios que tu y yo realizamos a diario son muchos, y aunque son difíciles porque salir de nuestra zona de confort es un tanto cuesta arriba nos ayudan a ejercitar diferentes áreas de nuestras vidas que están acomodadas.

Un sacrificio que amaban pues estaban caminando de acuerdo al plan del Señor en sus vidas

Tal como dice la definición mas arriba, hacer sacrificio por algo es un trabajo, es un esfuerzo y el mismo nos lleva a poder bendecir a alguien mas y a la vez yo misma ser bendecida. Según hemos visto en la Biblia dar o hacer sacrificio es una ofrenda, un acto de amor y de agradecimiento y es por eso que

nunca nos debe pesar o incomodar el crecimiento que el mismo produce.

Si ministras en las artes uno de los sacrificios mas visibles y hasta normales siempre serán las largas horas de ensayo. Si, entiendo que amas lo que haces y que quizás no lo vez como sacrificio hasta el momento en el que quieres salir a pasear justo el día en el que tienes el compromiso de ensayar o te quieres ir mas temprano de la cuenta porque quizás estas cansada, o quizás viste ofertas en una tienda, pero debes comprar un vestuario nuevo porque en un mes tienes una actividad muy importante. Los sacrificios van de lo más simple a lo más complejo como, por ejemplo: el tener la disciplina de cuidar muy bien tu alimentación para poder CUIDAR tu cuerpo que es templo del Espíritu Santo, así como tomar mucha agua, ser ejemplo para los demás que te ven ministrando en el altar como caminar en orden y mostrar a Jesús en todo lo que haces incluyendo tus redes sociales.

El gran y mas perfecto sacrificio lo vemos en Jesús quien murió por nosotros en la cruz cuyo camino nos enseña diferentes escenas de un ministro sacrificado quien daba a los demás y se incomodaba (salía de su zona de confort) con el fin de poder bendecir a ayudar a crecer a otros. A lo largo de los evangelios vemos como fue su vida y como su historia nos impulsa a ser ministros sacrificados por su obra.

Hoy te invitamos a ser como Jesús, a que puedas caminar en servicio de los demás, a realizar tu trabajo con amor, a pensar que quizás tu líder te lleva a realizar cosas con el fin de que puedas crecer, madurar y poder ser ejemplo a los mas pequeñitos que vienen subiendo.

Te retamos a caminar de acuerdo a su plan para contigo ministro, y a que puedas amar lo que El ha puesto en tus manos.

¿Te atreves a vivir en sacrificios por amor?
Te leemos en los comentarios.

1 comentario en “Los sacrificios del ministro”

  1. Karen Heredia Medina

    Me atrevo a vivir una vida en sacrificios de amor!!
    Nunca podré sacrificar mas de lo que Jesús sacrificó al venir y morir por mis pecados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba

Iniciar Sesión