LA NECESIDAD DE SANAR

¿Alguna vez te has puesto a pensar en lo que haces y la razón por la cual lo ejecutas?
¿Has analizado lo que estás ministrando en medio de tus danzas a pesar de lo que estés viviendo o atravesando?

La verdad es que te invito a recordar el hecho del porque has decidido ministrar por medio de la danza, que es lo que te mueve a permanecer en éste arte, al identificarlo también recuerda TUS EMOCIONES SON PARTE ESENCIAL DE LAS ARTES.

Para nada esto es razón de tener temor, mucho menos para vivir con limitaciones afectivas para evitar sufrir y de paso ministrar con mayor libertad, se trata de que aprendamos a manejar estas necesidades, le prestemoa atención y provoquemos ser sinceras con nosotras mismas identificando nuestras áreas mas vulnerables, si nola identificamos, cada dia/semana tendremos una razon distinta para sentirnos mal, sin embargo al esencia es la misma, nuestra necesidad solo repercute por medio de distintas vias, pero es lo mismo.

¿Porqué repites procesos y sentimientos’
¿Que es lo que pasa que terminas relaciones por el mismo pretexto?
¿Porque no encajas con los dinstintos lideres que has tenido?
¿Que es lo que te ha hecho en varias ocasiones querer soltar la toalla, que viene del mismo eje?

 

Mientras no identifiquemos que pasa, hasta que no seamos conscientes y contantes en definir cual es la realidad que nos afecta, permaneceremos dando vuelta en las mismas situaciones con distintas caras, culpando a otros y desgarrando nuestra alma

Una danza bonita la manifiesta cualquiera, pero ministrar por medio de ella necesita SANIDAD.

Es por eso que te dejo 3 pasos que son imprescindibles para mi, no solo por el trabajo que realizo en INSTITUTO REGENERACION, sino que es una ideología de mi vida, de la cual no solo practico, la enseño y predico, quien no está sano no tiene propiedad para ministrar con libertad, porque tiene áreas internas, atadas. 

  1. RECONOCE

    Cuales son las áreas o necesidades que sabes que necesitan ayuda, mejora, transformación, sanidad. Debes reconocer por tu convicción personal, no solo porque los demás lo digan, ¿Que dices tu?  a fin de cuentas es la única opinión que cuenta, porque por más que escuches a las personas, lo que sientes, percibes y crees, tiene la última palabra.

  2. IDENTIFICA

    Luego de reconocer las afecciones, identifica que las provocó, ¿Que es lo que realmente te hace pelear mucho? no es tu hermana o la lider, ni una compañera del equipo, es el recuerdo que ella provoca en ti, es lo que te hace sentir lo que detona tus reacciones, no es el momento percé, es lo que quedó marcado en tu memoria, lo que tu subconciente está reconociendo aunque tu estés en belén con los pastores.

    ¿Cómo puedes estar en Belén con los pastores en algo que corresponde a ti misma? muy sencillo, nos ocupamos en vivir y no analizar que estoy viviendo, hacemos las cosas por default y eso no siempre funciona, me atrevería a decir que NUNCA FUNCIONA.

  3. TOMA LA DECISIÓN

    Ésta es la más valiente de tus acciones, porque saber que te pasa y porque te pasa, no tiene tanto valor como hacer algo por eso, no acomodarte sabiendo que te sucede ni justificar las razones por las que te pasa, sino, desarrollar puntualmente una estrategia que parte del conocimiento y la esencia misma del resultado que deseas obtener.

Enfócate en tener resultados favorables a tus necesidades y enfocado en lo que hace crecer y no en lo que los demás esperan, porque en ocasiones respondemos mas para ser aceptados por otros y no por nosotras mismas.

Te dejo una publicación realizada en nuestro instituto donde te hablo sobre los detonantes, esperando que te pueda servir, haz click en la imagen y te lleva directo allá.

Provoca dar la milla extra en tu adoración a Dios, no lo limites por lo que has logrado hasta ahora, dá la milla extra, ministra en SANIDAD

Si necesitas apoyo en esa área, recuerda que puedes ser parte de nuestras clases, no solo enseñamos danza, también trabajamos sanidad interior, el reconocimiento paso a paso de lo que vivimos y como superarlo, como mentorías grupales en las que no solo trabajamos áreas generales, sino que respondo sobre tus inquietudes directas, brindándote herramientas para sanar y a la vez crecer.

Un ministros debe crecer mientras ministra, de lo contrario el pueblo crece y admira la enanez de aquel que está expuesto públicamente ante una gran nube de testigos.

Si quieres llevar tu equipo a un siguiente nivel, iniciando contigo, entonces haz click en el botón aquí debajo y conoce todos los detalles de Formación Ministerial.

Dios te bendiga, nos vemos la próxima semana, déjame tu comentario y te respondo de acuerdo a tu necesidad.

6 comentarios en “LA NECESIDAD DE SANAR”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba

Iniciar Sesión