El deseo de danzar no se requiere para ministrar

¡ES UN ERROR!

Regularmente para danzar creemos que necesitamos tener el deseo y que con eso es suficiente, lamentamos decir que no es así, porque el deseo puede nacer de una emoción y no de una convicción. 
Hola danzora, es un privilegio tenerte aquí una semana más, compartiéndote nuestros temas de formación integral, de estos se fundamenta nuestra escuela, a la que te invitamos echarle un ojo y tenerte con nosotros para profundizar más a detalle.
Esto es lo que hace que cuando una danzora entre al equipo, entienda que ministrar es solo lo bonito y no está lista para pagar el precio.
Pagar el precio no se trata solo de la inversión financiera, la cual es parte en gran porcentaje, pero tiene que ver con una inversión integral, espíritu, alma y cuerpo.
Se cree por mucho que danzar es por gracia y que de paso la congregación y los líderes deberían cubrir las incidencias en este ministerio, pero no es así, cada ministro paga su precio y el principal de este es convicción.
No danza el que quiera, ni siquiera la que tenga posibilidades financieras para danzar, sino quien tenga convicción de lo que hace y para que lo hace.
En este video de nuestro canal de Youtube, te compartimos las 5 principales áreas que una danzora debe trabajar cuando con intención desea ministrar en el altar.

Por eso no creemos que todas estemos listas para danzar, porque este no es un trabajo al azar, nuestro compromiso por servir a Dios no se fundamenta en lo que sabemos hacer sino en que tanto estamos formadas para ser luz en medio de nuestras ministraciones, pero también en nuestro día a día.

Más de esto te contamos en nuestro episodio del podcast, donde te presentamos algunas recomendaciones respecto a quienes pueden danzar y quienes no, pero sobretodo tomando consideración especial de quienes atraviesan procesos o tienen estilos de vida distintos.

No se trata de no danzar, sino de establecer claridad en la convicción del porque danzamos.

¿Qué te ha parecido el contenido?
Nos fascinaría poder tener tu comentario y que recomiendes nuestro blog a tus compañeras de ministerio.
Te leemos 👇👇👇

1 comentario en “El deseo de danzar no se requiere para ministrar”

  1. Esto es ¡increíble! No he leído algo como esto antes . Maravilloso hallar a alguien con algunas ideas propias sobre este tema. Esta web es algo que se necesita en la blogoesfera , alguien con un poco de dominio. Un trabajo útil para traer algo nuevo a la red. Gracias de todos lo que te leemos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar Sesión